jueves, 10 de enero de 2013

Decálogo de uso de la biblioteca

La biblioteca es un espacio de todos y todos tenemos que colaborar para que esté siempre en perfecto estado. Para ello, es preciso recordar muy bien las siguientes normas:

1. Procuro mantener el orden y la limpieza: No ensucio el suelo ni las mesas. Dejo en su lugar los libros que he cogido y coloco la silla con cuidado y sin ruido al marcharme.

2. Guardamos silencio: mientras estamos en la biblioteca para que todos puedan disfrutar de sus lecturas sin interrupciones.

3. Elijo los libros que corresponden a mi ciclo: Para ello, me fijo en sus pegatinas de colores, como me ha explicado mi maestr@.


4. Utilizo mi carnet: Lo necesito para el servicio de préstamo. Si no lo tengo, traigo una foto y se lo pido al encargado.

5. Si quiero llevarme un libro prestado o devolverlo: Lo hago siempre en el horario establecido para ello, haciéndoselo saber al responsable de la biblioteca.



6. Si no he terminado de leer un libro en el plazo marcado: Lo traigo de todos modos y, solicito al encargado que me haga una prórroga.

7. Los libros son unos buenos amigos: Me entretienen y me enseñan. Por eso, los trato con mucho cuidado y no los rompo ni los mancho.


8. Si un libro se estropea: por accidente o a propósito, tendré que reponerlo.

9. La biblioteca es un lugar para leer: o consultar dudas. Las tareas escolares se hacen en casa.

10. Si uso la biblioteca en el recreo: Lo hago después de tomar el bocadillo y teniendo siempre presentes las normas anteriores.


No hay comentarios:

Publicar un comentario